Menu

La última marejada del milenio.

Año 0, Número 1, 1999

Cómo se podría explicar lo que ha pasado con el Surf en Chile los últimos diez años? ¿Qué podrán tener olas como Pichilemu, Iquique, Isla de Pascua y Arica, que ya son conocidas internacionalmente? ¿Quiénes son los surfistas chilenos que están metidos en los tubos y viven con el mar en el corazón?

A meses de el cambio del milenio en todo el mundo, Marejada quiere dedicar su reportaje central a dar un vistazo al surf chileno, que tiene olas, personajes y campeonatos que contar. Porque el surf dejó de ser ese deporte gringo que uno veía en la tele cuando empezaba Hawai 5-0, en Chile ya es toda una cultura con identidad propia. En 5 puntos se puede decir: alegre: En general, en el agua no tenemos problemas unos con otros, hay respeto y buena onda. aperrado: Es cierto que tenemos olas increíbles, pero la temperatura del agua en el sur a veces llega ser inhumana. Sino me creen pregúntenle a algún brasilero qué siente cuando entra al agua en Chile. A nosotros nos toca aperrar más que a ellos pero dicen que “si no te mata te fortalece”. virgen: Con tanta costa de norte a sur podríamos decir que recién estamos comenzando a descubrir muy buenas olas. Tú puedes correr una que nadie ha corrido, ser el primero en ponerle un nombre y fundarla para siempre. No esperes una estatua. constante: Ubicado frente a zonas poderosas del Pacífico Sur transforma a Chile en uno de los países con más olas promedio durante todo el año. sólido: Ya podemos decir que tenemos un buen nivel, hay surfistas muy radicales que hacen maniobras sin dificultad y también tenemos sufistas clásicos que permanecen en el tubo como si estuvieran en la pieza de su casa. Por otro lado,todos los surfistas sabemos que para correr mejor es bueno probar distintas olas y la verdad es que en Chile las tenemos todas. Silenciosamente se han estado formando surfistas nacionales que han salido a recorrer el mundo compitiendo en algunos certámenes internacionales . La verdad no estamos tan lejos del resto del mundo, segúramente en unos años más algún chileno figurará en el ranking mundial (si pudo el chino). Pero el surf no es solamente competencias y comparaciones con el resto. En Chile es mucho más, es toda la gente que se levanta en las mañanas y no puede de dejar de mirar las hojas de los árboles agitándose para ver si sopla of shor, es toda la gente que mira el mar y cuando ve una ola perfecta, le pica la guata.